Vie. Jul 23rd, 2021

Arroz La Perla es una historia que se cuenta en dos capítulos. Teodoro Alepuz montó su molino de arroz allá por el 1925. Su arroz era muy conocido en Valencia y se encontraba en las estanterías de casi todas las tiendas. Pero la guerra civil interrumpió aquél sueño como otros muchos.

Cuando casi cien años después, su nieto Teodoro Alepuz, y los hijos de éste (César, José Teodoro y María Isabel) deciden recuperar la marca, necesitan de un molino que les alquile las instalaciones para la elaboración del arroz cáscara.

Después de un estudio concienzudo la empresa elegida sería Arroces E. Lozano. Se trata de un molino pequeño, con una estructura muy familiar que mira antes la calidad que los resultados económicos. Allí comienzan con la elaboración de arroz Senia. Una variedad de arroz ya perdida que Teodoro se empeñó en recuperar con la ayuda del movimiento Slow Food.

Hoy son ellos los únicos que cultivan y elaboran esa variedad ya desaparecida de la Albufera de Valencia.

Nuestra historia

Recuperar el Senia fue el reto que llevo a Teodoro a comercializar arroz. Una vez en el mercado, la familia Alepuz entendió que debían ofrecer a sus clientes una variedad de arroces que diera respuesta tanto a los diferentes gustos como a las diferentes circunstancias en las que se cocinan. Al fin y al cabo, no hay unos arroces mejores que otros, sino unos arroces más adecuados que otros.

https://laperlamediterranea.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *