La creación de submarcas más específicas, para nichos de mercado concretos o con un valor añadido más específico, es una herramienta de marketing cada vez más clara, en la era de la necesidad de creciente segmentación – valga como ejemplo Seat y su marca Cupra. Esta idea llega ahora a Artigot quien lanza una nueva línea, en paralelo a su actividad tradicional, en colaboración con la venezolana Ana Carel Hernández. Un nuevo proyecto ambicioso que han presentado en Los Peñotes en Acobendas. Estuvimos con una quincena de invitados, para un encuentro muy experiencial.

La presentación se hizo en el impresionante jardín de los Peñotes, en Alcobendas, un oasis urbano que conformó un escenario privilegiado para esta pequeña ruta gastronómica. Una ruta, porque la presentación se hizo en varias estaciones, cada una con su puesta en escena y su explicación del plato y de la idea. ¿Qué presentaron?

Como piedra angular (presente desde el nombre), la creatividad, la voluntad de comunicar y de impactar (sabemos que el catering ya no sirve solo para dar buena comida sino que es un ingrediente cada vez más claro de la comunicación experiencial que  supone un evento). Y este objetivo de creatividad en la experiencia se basa en varios ingredientes. Primero, el storytelling, detrás de cada plato. Todo está por un motivo, tiene una explicación, intenta recrear una idea en concreto, desde una zona del mundo hasta una tradición. El segundo ingrediente es el viaje. “Si bien contamos con tecnología que permite conectarnos de forma virtual, nos gusta viajar, conocer nuevas culturas y tradiciones, probar nuevos sabores, despertar emociones y vivir nuevas sensaciones”, cuenta Ana Carel. Así que cada plato que nos presentaron fue un viaje por una zona del mundo, desde las playas del Caribe (arena incluida) hasta la selva amazónica o el desierto de Marruecos. Siempre con su puesta en escena y sus ingredientes propios.

La puesta en escena es otro ingrediente clave. La gastronomía es solo parte de la experiencia, el placer entra también por los ojos, y la presentación de la comida se hace en varios artilugios, aparatos, mecanismos. Cada estación tenía su instalación, desde una barca en la zona de caribe desde la cual se servían los cócteles y bocados de comida, hasta un brasero en la zona de Marruecos o un ambiente polar, blanco frío, en la zona del Polo Norte. “Fusionamos arte y diseño con el fin de generar un impacto memorable en los invitados a través de instalaciones gastronómicas multisensoriales”, comenta Ana Carel. La sorpresa en el modo de consumir era otra clave: por ejemplo, para un plato tienes que utilizar un spray para prepararte la boca antes de comer un bocado de jabalí… Un menú diseñado en parte por Alejandro Cotorett, «fue nuestro chef y nos ayudó a desarrollar las recetas para este evento», nos señalan desde Artigot Catering.

Pretenden ofrecer esto como herramienta de comunicación de marca: “diseñamos experiencias con alto impacto sensorial que generan intriga, despiertan pasiones y fomenta la interacción entre los invitados y la  marca”. Para entrar a este mundo, el trabajo empieza con un briefing sobre la marca y el objetivo del evento, para a continuación diseñar las experiencias adecuadas. Un interesante complemento del servicio de Artigot Catering.

*Las fotografías fueron tomadas por el fotógrafo: Don Ungaro 

 

Fuente: https://www.eventoplus.com/ por Eric Mottard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *