Dom. May 9th, 2021

El catering Domenico presenta GoFood, una nueva marca de reparto a domicilio con una inversión de más de 150.000 euros en maquinaria ‘limpia’, un catering con conciencia social que complementa su servicio a empresas del Ibex35

Las restricciones horarias a los establecimientos han convertido al delivery o servicio a domicilio en uno de los mejores aliados de la restauración. Las empresas de reparto se presentan casi como una actividad esencial para personas que bien teletrabajan y no tienen tiempo para cocinar o bien deciden no hacerlo y tirar de comida precocinada. Es aquí donde se abre una inmensa oferta. A los clásicos fast food se les han ido sumando restaurantes y locales que tratan de acercar sus productos a sus clientes.

Otras iniciativas como Wetaca o Foodfilin llevan trabajando varios años en un sector con una gran demanda sobre todo en Madrid o Barcelona. En estas ciudades, donde la duración de los desplazamientos no permite un traslado rápido al mediodía, son una solución rápida para comer variado.

Por otro lado, los servicios de catering corporativos tradicionales han tenido que reinventar su modelo de negocio. En palabras de Rubén Tabernero, fundador de Domenico, uno de los catering corporativos más reconocidos de Madrid: “Entre el 15 de marzo y junio tuvimos un parón casi absoluto. Sólo nos salvamos por El Hormiguero, que sí seguía emitiendo”. 

Esto les ha hecho reconvertirse. Acostumbrados a servir a empresas del Ibex35 y clientes corporativos de gran escala, a partir de junio volvieron a tener actividad, pero pasaron de cientos de comensales a 15 o 20 como máximo. Esto les ha motivado a crear GoFood, su marca de catering a domicilio.La ‘Teslamanía’ sigue desatada: se dispara un 20% y alcanza los 780 dólaresLos títulos de la empresa fabricante de coches eléctricos suben un 86% en 2020

Esta nueva línea comenzaron a ponerla en marcha durante pandemia: «Entendimos que todo lo que hasta ahora era normal iba a dejar de serlo por las restricciones». Encontraron, según Tabernero en conversación con Invertia, que la respuesta a la nueva demanda era dar un servicio 100% controlado y sano.

Han invertido más de 150.000 euros en maquinaria limpia: «Toda la comida sale termosellada con un gas inerte que mata todas las bacterias«. El proceso de extracción de oxígeno y envasado se hace fuera de la cocina, para evitar cualquier posible contaminación.

GoFood es un «complemento a nuestra actividad principal», aunque en estos momentos se ha tornado en un modelo más válido que el de los grandes eventos. La diferencia de GoFood con su competencia, según afirma Tabernero, «es que damos un extra de seguridad«. 

El delivery es un servicio muy demandado por las empresas de Madrid, sobre todo. A partir de junio comenzaron a preparar envíos de desayunos y almuerzos de media mañana para los trabajadores de diversas empresas que se reunían de forma virtual. 

GoFood

Al frente de los fogones de Go Food se encuentra el cocinero madrileño Álvaro Fernández, jefe de cocina de Domenico desde hace doce años, formado en Basque Culinary Center y con experiencia en El Cenador de Salvador Gallego, entre otros. En sus menús hay opciones vegetarianas, veganas, para diabéticos y celiacos.

La oferta, disponible en su web, se estructura en seis primeros, seis segundos y seis postres que van variando cada semana seleccionados de un fondo de más de un centenar de recetas. Al estar pensado para que pueda consumirse a diario.

Tabernero conoce el perfil del cliente: «Nuestro cliente medio es un particular que prueba primero con un pedido pequeño de unos 15 o 20 euros y que repite otro similar para terminar la semana en la que realiza la prueba», luego, comenta, repite pedidos de entre 60 y 90 euros: «Con lo que se cubren comidas y cenas de dos personas durante cinco días».

Modelo de negocio

El caso de Domenico es el de un servicio que se ha dedicado casi exclusivamente a las cuentas de grandes clientes corporativos. Durante los primeros doce años se encargaba del Instituto de Empresa: “Suponía el 90% de nuestra facturación, pero en 2013 decidimos diversificar». Hoy ninguno de los clientes de Domenico supera el 6% de la facturación total.

«Nuestro interés es seguir creciendo y captando más clientes del ámbito corporativo«, indica Tabernero. De hecho, el 99% de sus clientes son empresas: «Rara vez hacemos algún servicio de catering social, porque no es nuestro ámbito». GoFood es, por tanto, un complemento para el catering Domenico.

Algunas de las firmas que fueron confiando en su estilo hasta convertirse en su catering de cabecera son: Accenture, Aegon, Agencia EFE, Bankinter, El Corte Inglés, KPMG, Porsche, Pfizer o el Parlamento Europeo. 

Conciencia social

El catering, además, colabora con la Fundación Síndrome de Down de Madrid, empleando a personas con esta discapacidad intelectual. «Este año, como sabemos que no va a haber fiestas de empleados, hemos sacado una nueva línea de packs para que las empresas los regalen a sus trabajadores», en esta labor, las personas con síndrome de Down trabajan en su empaquetado y comercialización.

Por otro lado, «tanto los envases como el film que sella las comidas son compostables«, indica Tabernero. Se trata de un paso adelante en la conciencia medioambiental. Muchas empresas, sobre todo las que tienen base en Estados Unidos, exigen estas medidas. La diferencia con los envases habituales de plástico es que el coste de los compostables multiplica por cinco el precio.

La empresa tiene una flota de siete furgonetas eléctricas con las que realiza los repartos en Madrid. Para los envíos nacionales cuenta con otros partners nacionales que mantienen las condiciones para que los alimentos lleguen en perfectas condiciones, concluye Tabernero.

Fuente: El Español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *