Dom. May 9th, 2021

El Gobierno tiene la intención de mantener durante todo el primer semestre de 2021, es decir, hasta verano, las medidas de «hibernación económica». Así lo anunció el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá en una entrevista concedida a la cadena Televisión Española (TVE). 

Al parecer, el Gobierno no quiere dejar caer estas medidas económicas, especialmente los ERTEs y el cese de actividad extraordinario, que están manteniendo a flote a miles de empresas y autónomos y que, previsiblemente, van a seguir siendo necesarias más allá del 31 de enero, fecha en la que estaría prevista su finalización.

En este sentido, fuentes de la Seguridad Social aseguraron que la continuidad de estas medidas depende de la situación epidemiológica en la que se encuentre nuestro país. Y, por supuesto, en enero, no se prevé una bajada suficiente en el nivel de contagios para levantar las restricciones y poder empezar a prescindir de las ayudas. 

De hecho,  las mismas fuentes confirmaron a este digital que tanto los expedientes y sus exoneraciones, como las ayudas extraordinarias para los autónomos se volverán a negociar con las asociaciones de autónomos. Todo ello, en principio, con el fin de estudiar posibles fórmulas para extenderlas.

Las medidas de «hibernación» se mantendrán hasta verano

Al parecer, el comienzo del verano sería el horizonte que se ha marcado el Gobierno como punto de inflexión, en el que habría una parte suficiente de la población vacunada y ya se podría empezar a plantear una cierta reactivación económica. Según Escrivá, «el sistema de hibernación» se va a seguir manteniendo «en el primer semestre del año» y  hasta principios de verano, cuando «se tenga una inmunidad de la mitad del rebaño» para volver a una situación de normalidad suficiente. 

En cuanto a cómo se materializarán las ayudas más allá del 30 de enero, «va a haber algunos ajustes seguro», pero «van a ser menos de lo que se dice», afirmó Escrivá. En este sentido, fuentes de la Tesorería apuntaron que, aunque todavía no se pueden detallar cómo se articularán estos ajustes y a qué sectores de actividad afectarán, lo que está claro es que irán en la misma línea que en las anteriores negociaciones: «como se ha hecho hasta ahora con los ERTEs -y las demás medidas- se van a ir ajustando a la situación epidemiológica. De ahí el hecho de que se estén renovando siempre cada tres o cuatro meses»

De hecho, la propia ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aseguró en varias ocasiones en las últimas semanas que la intención del Gobierno sería ampliar los ERTEs y también modificarlos -quizás con un modelo similar al de Alemania, que ya contaba con esta modalidad de protección antes de la pandemia- para integrarlos en la economía española.  En este sentido, Díaz recordó también que los ERTE son un mecanismo «que ha venido para quedarse», y que no tendría sentido dejarlo caer ahora. 

Próximas negociaciones con los agentes sociales

En el mismo sentido, según explicó en anteriores declaraciones el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el Gobierno tendrá «la flexibilidad suficiente para ir adaptando» todas estas herramientas de protección. «Nos hemos dado hasta enero, y en ese momento veremos en qué punto está la pandemia, la vacuna y cuáles son las expectativas. Si fuera necesario, seguiremos con esta política. Hay que ir extendiéndola hasta que haga falta y se recupere la actividad y vuelva la demanda extranjera e interna», apuntó el ministro. Por ello, añadió que «se prepararán partidas presupuestarias si hicieran falta».

Se prevé que el ERTE y el cese de actividad vuelvan a contar con los mismos plazos de extensión. En todo caso, según explicó el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en su última intervención en la sesión de control al Senado, habrá que esperar al diálogo con los agentes sociales en el que se evaluarán estas medidas, se verá cómo está el colectivo de trabajadores por cuenta propia, y se decidirá si se tienen que reajustar algunas de las ayudas.

ATA pide alargar el cese de actividad

Algunas asociaciones de autónomos llevan semanas advirtiendo sobre la «asfixia» que sufre el colectivo y la necesidad de poner en marcha medidas adaptadas a esta segunda ola de la pandemia..

Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA,  reconoció  en las últimas valoraciones de los datos de empleo del mes de noviembre que los mecanismos de protección están funcionando y que si no fuera por los ERTE y ayudas de cese de actividad «hubiéramos tenido una hecatombe en los datos de afiliación y empleo».

Amor advirtió de » lo mal que lo están pasando los autónomos» y de » la asfixia del tejido empresarial». Por ello, instó al Gobierno a reunirse cuanto antes, sin esperar al último minuto como sucedió otras veces, para «poner en marcha nuevas prórrogas en ERTE y ayudas por cese».

Fuente: Autonomosyemprededor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *