Lun. May 17th, 2021

El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid CEOE (CEIM), Miguel Garrido, ha solicitado este martes que se facilite la “transición” de los Archivos de Ordenación del Trabajo Temporal (ERTES) a los Archivos de Ordenación del Trabajo (ERES). El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) -agregado al Ministerio de Trabajo y Economía Social- asume más del 50% de la indemnización en aquellos casos en los que el pago de la misma pudiera comprometer la viabilidad de la empresa.

Esta ha sido una de las cinco propuestas de reactivación tras el paso del Covid expuestas por Garrido en la Asamblea General 2020 de la patronal madrileña, que ha contado con la intervención del presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y que ha sido clausurada por el presidente nacional del PP, Pablo Casado.

“Para muchas empresas alargar ‘sine die’ el ERTES es un parche que no resuelve el problema, sino que lo retrasa y, en algunos casos, lo agrava”, ha lanzado Garrido.

Como parte de este ‘Paquete Extraordinario de Medidas de Asistencia Urgente’, también ha solicitado “un período de gracia de un año para todos los créditos ICO y flexibilidad en los plazos de reembolso”, que, según el presidente del gremio empresarial, debe ir acompañado de el fin de los “privilegios” de las administraciones públicas en los procedimientos concursales.

También entiende importante, para hacer frente a la inestabilidad laboral, que se reimplante el Contrato de Lanzamiento de Nueva Actividad con una duración de hasta tres años, ya que la “incertidumbre actual” puede lastrar el empuje empresarial.

Asimismo, ha puesto en foco la necesidad de implementar “recortes fiscales” para favorecer el impulso necesario al tejido económico, que debe pasar por una “reducción decidida de la carga fiscal de las empresas”.

La última de sus propuestas ha sido implementar el modelo alemán del ‘Kurzarbeit’ por el cual se reduce la jornada y el salario a todos los empleados pero se apuesta por su formación y recualificación profesional para “promover su empleabilidad y adaptarlos a las nuevas situación.”

De la ‘nueva normalidad’ a la ‘dura realidad’

Durante su intervención, Garrido ha asegurado que ha habido gente dispuesta a “ponerse una venda en los ojos” o “pintar una imagen sobre la situación real para proteger la historia”; un espejismo que se ha roto y ha pasado de “la nueva normalidad a la cruda realidad”.

“España lidera todos los rankings negativos porque actuó tarde y mal; lo que ha llevado a tomar medidas económicas que nos han perjudicado”, ha lanzado el líder de los empresarios madrileños, que entiende que la gestión sanitaria supuso un “encierro más duro y más largo” que otros países y eso ha profundizado los efectos de la crisis.

Según detalla, más de 130.000 empresas en España han cerrado a lo largo del año, una cuarta parte de las restantes “están en quiebra técnica”, los parados se han elevado a 3,8 millones y 800.000 continúan en ERTES; además de “liderar la caída del Producto Interior Bruto de Europa”.

“Desde marzo advertimos que la gravedad de la situación sería más profunda y duradera. No es porque seamos más siniestros o pesimistas, sino porque estamos en contacto con empresarios y conocemos la realidad”, agregó Garrido, quien ha Cargó también contra “decisiones erráticas”, como la prohibición de rebajas, que no fueron consultadas antes con “quienes tenían que aplicarlas”.

CEIM pide revisar “ministerios, consejos y oficinas públicas”

Asimismo, elogió el “compromiso” de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de bajar 0,5 puntos en todos los apartados del IRPF; y ha instado a todas las administraciones a “gastar menos y mejor” mediante la “contención del gasto superfluo”.

En la línea, ha asegurado que existe una “brecha entre los afectados por la pandemia y los no afectados” y ha colocado al sector público y privado en los extremos de esta dicotomía respectivamente.

“Los componentes del sector privado se han visto todos afectados, en sus bolsillos. Sin embargo, en el sector público, en muy buena parte, han seguido con la misma remuneración y sin ver en peligro su trabajo”, ha lanzado.

Por eso ha pedido una “transformación completa del sector público” y que se haga un “análisis de todos los cargos, ministerios y consejos”. “Todos los años lo hacemos en las empresas, todos hacemos un análisis interno. La diferencia con el sector público es que si no aprobamos el examen, la empresa desaparece; pero en el sector público no pasaría nada”, dijo.

Fuente: fraughtwithperil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *