Dom. May 9th, 2021
Así afectarán las cuatro etapas del plan aprobado por el Gobierno al sector servicios en España

El Gobierno de España ha publicado las cuatro fases de desescalada que afectarán a todos los sectores económicos del país hasta llegar a la denominada ‘nueva normalidad’, que se prevé para finales de junio. Cada etapa durará un mínimo de quince días.

A partir del 4 de mayo, todas las provincias entrarán en la fase 0 menos cuatro islas, que entrarán directamente en la fase 1: La Graciosa, El Hierro y La Gomera, ubicadas en las Islas Canarias, y Formentera, en Islas Baleares.

Analizamos cada fase, sus fechas y los locales de restauración y hoteleros, que podrán abrir siguiendo las medidas sanitarias y con reducciones considerables de aforo.

Las fases de desescalada en el sector

Fase 0: 4 al 10 de mayo

La fase 0, que se extiende del 4 al 10 de mayo, es la de “preparación para la desescalada”. En ella se permite la apertura de restaurantes y cafeterías con entrega para llevar, pero sin consumo en el local.

A diferencia de lo sucedido hasta ahora, el Gobierno permite que también abran los bares y restaurantes que hasta la fecha no estaban dados de alta en la Agencia Tributaria como comida para llevar.

El consumidor podrá llamar por teléfono para que le lleven la comida a su domicilio o recogerla en el propio establecimiento.

Con respecto a los hoteles y alojamientos turísticos, no se permite actividad salvo excepciones ya reguladas.

FASE 1: 11 al 24 de mayo

En la fase 1, inicial, se permite la apertura de terrazas, limitándose al 30% de las mesas permitidas en años anteriores, según su licencia municipal, y asegurando el distanciamiento social.

Si el ayuntamiento de cada territorio permitiera la ampliación del espacio, los bares, restaurantes y cafeterías podrían tener mayor número de mesas, respetando la proporción mesas/superficie del 30% y con un incremento proporcional del espacio peatonal en el mismo tramo de la vía pública.

En esta fase, la afluencia de clientes al interior del local queda totalmente prohibida.

Para los hoteles y alojamientos, se podrá empezar a gestionar la apertura sin utilización de las zonas comunes y con restricciones, por ejemplo, en restauración, entre otras actividades. Se requiere la desinfección y el refuerzo de las normas de salud e higiene.

FASE II: 25 de mayo al 7 de junio

En la fase intermedia, que entrará en vigor a finales de mayo, la hostelería podrá empezar a servir en las mesas tanto interiores como exteriores, siempre y cuando se respete la separación entre clientes y el aforo esté limitado a un tercio. El consumo deberá hacerse sentado. El servicio para llevar seguirá estando activo.

La apertura de bares nocturnos y discotecas no se incluyen en esta fase.

A los hoteles se les permitirá abrir las zonas comunes, limitadas a un tercio de aforo, excepto hostelería, restaurantes y cafeterías que se someterán a las restricciones previstas para este sector.

FASE III: 8 al 21 de junio

Es la última fase, previa al desconfinamiento total, si los casos de coronavirus continúan descendiendo.

En la hostelería, los locales podrán extender su aforo a un 50% de su capacidad, un 20% más que en la anterior fase, garantizando la separación entre clientes. Las barras empiezan a tomar forma y se permite que los clientes permanezcan de pie guardando la separación mínima de 1,5 metros.

A las terrazas se les limitará a un 50% el número de mesas permitidas en años anteriores, dependiendo de su licencia municipal. El aumento de mesas sera posible, previa autorización por parte de cada ayuntamiento y siempre respetando la proporción del 50 por ciento.

Las discotecas y bares nocturnos podrán abrir con un aforo máximo de un tercio.

A los hoteles se les permite la apertura de zonas communes, limitadas a un 50% de aforo, excepto hostelería, restaurantes y cafeterías que se sujetarán a las antes citadas.

Estas cuatro fases y sus fechan podrán variar dependiendo de la provincia y de la comunidad autónoma, ya que la desescalada será asimétrica, y siempre dependerá de las evoluciones de casos de Covid-19.

Los desplazamiento entre provincias estará prohibido hasta principios de julio, por lo que la ocupación de hoteles dependerá del comportamiento de la población de la zona. Una situación inquietante, ya que el sector servicios en España vive tanto del cliente nacional como del internacional.

La hostelería ha mostrado su preocupación ante las medidas adoptadas en el plan de desescalada del Gobierno. Según anuncian, la implantación de estas normas que, denuncian, no han sido consensuadas con los profesionales del sector, podrían provocar el cierre definitivo de un amplio número de restaurantes y hoteles.

Fuente: Thegourmetjournal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *