Dom. May 9th, 2021

Tras la impactante crisis de 2020, la responsabilidad social será un importante motor de arranque. Si los eventos con propósito fueron ya tendencia en 2019, las empresas han buscado durante 2020 implicarse como parte de la solución, y es probable que la sostenibilidad y la responsabilidad en este escenario VUCA pase de ser un plus, a ser un must. Analizamos con los representantes de las principales asociaciones profesionales del sector este reto: Álvaro Massó (EMA -Asociación Española de Events Managers), Carmen Centol (ADEAZA- Asociación Española de Empresas de Azafatas), Jesús Baranda (AEC-Asociación Empresas de Catering), Matías Gravenhorst (On-Go! – Asociación Empresarial De Diseño y Producción De Stands y Eventos), Ramón Laguna (APROAV-Asociación de Profesionales de Alquiler Audiovisual para Eventos), Sergio Escudero (I’m-Asociación de Agencias de Viajes de Incentivos) y Victoria Martín (AEVEA-Agencias de Eventos Españolas Asociadas).

 
 

¿Qué retos en relación con la responsabilidad social asumís en los próximos años en vuestro ámbito profesional?

La inclusión. “Para nosotros este es un tema prioritario” – Carmen Centol (ADEAZA- Asociación Española de Empresas de Azafatas) – “El rol de las azafatas siempre ha estado asociado a una cuestión de imagen, y nuestra lucha a corto plazo no pasa tanto por dar más trabajo a las mujeres, sino por liberarlas de ese rol de género. Además, queremos un objetivo de contratación de personas con un perfil senior que han quedado fuera por circunstancias de mercado, personas en peligro de exclusión (hay muchos perfiles con los que podemos trabajar) y personas con diversidad física e intelectual. Somos empresas de apoyo, y nuestro rol es trabajar con y para las personas, y para poder formar equipos inclusivos necesitamos la ayuda de nuestros clientes, crear empleo justo que cumpla con la legislación laboral, entornos laborales seguros, concursos públicos justos”.

Recuperar la estabilidad laboral. Con el impacto de la covid y el boom de la digitalización hemos perdido mucho talento en por el camino. Es necesario recuperar la agenda antes de hablar de otros temas para luchar contra la precariedad laboral, los falsos autónomos, cumplir el estatuto de los trabajadores. “Un técnico no puede estar 14 horas operando un evento. No hemos hecho la suficiente pedagogía respecto a la necesidad de cumplir la ley”. Ramón Laguna (APROAV-Asociación de Profesionales de Alquiler Audiovisual para Eventos)

Comunicación transversal con los stakeholders. “Debemos salir de nuestra zona de confort como colectivo y hablar con staholders y las partes implicadas en los eventos” Álvaro Massó (EMA -Asociación Española de Events Managers)

Innovar dentro de la RSC. Llevamos desde hace diez años incorporando la RSC pero debemos ser más efectivos, y eso pasa por organizarnos a nivel internacional y a asociar la sostenibilidad a la innovación con productos y programas de calidad. En nuestro caso, por ejemplo, invirtiendo en productores locales, economía circular, apoyo a las comunidades”. Sergio Escudero (I’m-Asociación de Agencias de Viajes de Incentivos)

Economía circular. “Nosotros como diseñadores y constructores tenemos un gran reto en cuestiones como la reutilización, el reciclaje y materiales sostenibles en eventos, por lo que apostamos por ser responsables desde el minuto cero, el diseño, hasta el final de la vida del evento”. Matías Gravenhorst (On-Go! – Asociación Empresarial De Diseño y Producción De Stands y Eventos)

Luchar contra el desperdicio y aplicar los principios de la economía circular.  En el sector del catering son muchos los frentes en los que podemos actuar: evitar el desperdició alimentario trabajando en aspectos como el no-show, apoyándonos en productos km0 y productores locales, trabajando por el uso de materiales reciclables en envases y menaje, ofertas saludables, etc. Jesús Baranda (AEC-Asociación Empresas de Catering)

Diálogo entre todos los grupos de interés. “Para nosotros el gran reto es establecer un diálogo entre todos los grupos de interés, saber cuáles son sus demandas, compartir el conocimiento y construir un canal de comunicación. Y que todo este conocimiento nos ayude a inspirar, a generar un valor más allá del objetivo del evento”. Victoria Martín (AEVEA-Agencias de Eventos Españolas Asociadas)

 ¿Es cara la RSC?

A corto plazo si: empresarialmente es más complejo, por ejemplo, a nivel logístico. Es probable que existan costes laborales más altos, por ejemplo, en el caso de que se cumplan horarios de seguridad y exija más personal en el evento, o si se cuenta con colectivos en riesgo, etc. También la responsabilidad social está muy asociada a la calidad, y la calidad cuesta dinero. Sin embargo, desde el momento que se adoptan actitudes relacionadas con la economía circular (reciclaje, reutilización, kmo, gestión inteligente de los recursos), posiblemente a medio y sobre todo a largo plazo la responsabilidad y la sostenibilidad no tienen por qué encarecer el evento. En todo caso el reto aquí es hacer pedagogía con los clientes, puesto que es importante que sus eventos se alineen con los valores que defienden como empresas.

¿De dónde viene la exigencia de ser más responsables?

Por ahora viene más de la propia industria de eventos que de las empresas. Si aplicar criterios de RSC en el evento va a suponer un coste añadido, los event managers se encuentra con compras que fácilmente puede tumbar lo que ellos consideran no esencial para el evento. En este sentido es muy importante hacer pedagogía, pero también medir el valor añadido que aporta de una forma clara y transparente para que se convierta en un objetivo más del evento, también en el Excel de compras.

Por otra parte, las agencias y proveedores se están encontrando que aplicar la sostenibilidad a sus propuestas se acaba convirtiendo en un factor diferencial entre ellas… que al final nadie paga, porque se convierte en algo que aporta la agencia per sé y no en un valor al producto que paga el cliente como debería ser. Todavía existen muchas empresas que predican la sostenibilidad, pero no dan directrices a compras, por lo que ésta no pasa a la cadena de valor. Si eres una empresa de automoción y estas lanzando un coche eléctrico ecológico, no puedes tener botellas de plástico en tu evento, es necesario ser coherentes en todo el proceso de comunicación, que incluye al evento.

Por otra parte, como responsables de desarrollar la comunicación de nuestros clientes en sus momentos experienciales, tenemos la obligación de hacer un esfuerzo por ser más sexys y trendys en nuestras propuestas de responsabilidad social y sostenibilidad, con nuevos productos, programas e ideas.

Fuente: https://www.eventoplus.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *