Vie. Jul 23rd, 2021

Cambio de hábitos de compra, millones de comentarios en las redes sociales, impacto negativo en las cuentas de muchas empresas, interrupción del suministro o paradas en la producción son algunas de las consecuencias de la extensión de la epidemia.

La preocupación por el coronavirus en todo el mundo se ha convertido ya en tema de atención no sólo para los medios de comunicación sino en el día a día de los ciudadanos. En España, como ya os hemos venido informando, la psicosis que ha generado esta epidemia ha traspasado el ámbito sanitario y se ha instalado en la rutina de los consumidores, que ven cómo el virus está creciendo por momentos entre la población, por lo que ya han empezado a cambiar sus hábitos de compra.

Sin duda, el coronavirus va a marcar el año 2020. El cierre de fábricas en China, el desplome de las Bolsas como consecuencia del potencial riesgo de expansión del virus, las paradas de la producción o la interrupción del suministro de mercancías son algunas de las evidencias que está dejando esta crisis.

Muchos países ya van tomando medidas. Italia, por ejemplo, acaba de aprobar un decreto-ley de urgencia que impone guardar un metro de distancia entre las personas para luchar contra el contagio. Y es que la globalización, positiva en muchos aspectos, también puede ser un riesgo en este tipo de situaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *