LA HOSTELERÍA Y EL COMERCIO, LOS SECTORES QUE SUFREN LA MAYOR CAÍDA DE EMPLEO EN 2020

El 40% de los hoteles permanece cerrado y entre los abiertos, más del 80% de las plazas está sin ocupar

La hostelería vive uno de sus peores momentos. Las restricciones debido a la pandemia del Covid-19 hacen que cada día los puestos de trabajo peligren y esto trae como consecuencia que muchos negocios de hostelería y restauración cierren sus puertas.

La crisis sanitaria y económica que estamos sufriendo no entiende de tipos de negocios, llevándose por delante emblemáticos establecimientos nacionales. España posee una tasa del paro del 16,4%, la mayor de Europa, que se sitúa en un promedio del 6,9%.

En este último año se han destruido 697.400 puestos de trabajo, una drástica bajada que se extiende a todas las comunidades excepto la Región de Murcia con un dato positivo de 500 nuevos empleos. El peor dato es para el comercio y la hostelería con una caída interanual de un 8,3%, siendo el sector más perjudicado con 496.100 empleos menos según el VIII Monitor Anual Adecco de Ocupación.

Dos de cada tres empleos en España pertenecen al comercio y hostelería sumando un 28,4% del total; le siguen administraciones públicas y servicios sociales (23,1%); y manufacturas (12,6%). Hace un año, estos sectores sumaban el 64,5% de los puestos de trabajo, ahora, el 64,1%.

Estos ámbitos productivos tienen gran importancia en 12 comunidades autónomas, donde generan más empleo aunque no en todas con la misma importancia. En Canarias y Baleares predomina la rama del comercio y hostelería, sufriendo un descenso del 5,6% y 5,8%, respectivamente, en comparación a hace un año.

Si comparamos el tercer trimestre de 2008, momento de la crisis financiera, con 2020, pocos cambios se observan en la configuración del empleo. El comercio y la hostelería representaban un 27,9% y al cierre del trimestre del pasado año, un 28,4%.

En cuanto a los hoteles, durante la temporada alta de 2019 llegaron a estar abiertos más de 17.000 establecimientos. En cambio en 2020, se llegó a una media de 8.994 alojamientos en activo, el 30,3% menos, llegando al 0% en los primeros meses del confinamiento debido al primer estado de alarma. Según las estadísticas del INE, el 40% de los hoteles aún no ha reabierto sus puertas y en los que sí lo han hecho, más del 80% de las plazas se quedan sin ocupar.

Drásticas caídas del empleo y también de las pernoctaciones en hoteles. De las 343 millones en 2019, a la escalofriante cifra de 88 millones durante los meses de enero a noviembre de 2020. Baleares es la comunidad más castigada con un 64,3% de hoteles cerrados, seguida de Canarias, Cataluña y Andalucía.

La recuperación será lenta, según pronostican los expertos, y todo irá creciendo cuando la situación sanitaria mejore y permita rebajar las restricciones y aumentar la movilidad.

Fuente: https://www.thegourmetjournal.com/