Lun. May 17th, 2021

Arantxa Guezuraga Gil-Rodrigo
Directora Sharma Catering

 

¿El impacto del coronavirus en todo el sector MICE ha sido muy fuerte por eventos cancelados o aplazados, como ha sobrellevado Sharma Catering  esta situación? 

Efectivamente el impacto ha sido brutal en todo el sector MICE, ya que se ha coartado toda actividad social y corporativa. Desde el primer momento, tomamos medidas drásticas para adaptarnos a lo que ya había llegado. Durante la semana del 9 de marzo la Dirección del grupo al que pertenecemos puso en marcha las medidas a adoptar ante lo que se avecinaba y para el mismo 16 de marzo estábamos acogidos a los ERTEs por causa de fuerza mayor y multitud de medidas implementadas. Durante todo este tiempo hemos ido ajustando los medios necesarios a la actividad, estando muy cerca del personal y haciéndoles partícipes en todo momento de la situación. Pertenecemos a un grupo donde las personas importan, y en tiempos como este es donde se demuestra ese valor.

¿Cómo perciben este año 2021?

Este año estamos optimistas con una recuperación del sector a finales de año. Consideramos que ya hemos tocado fondo y con la progresiva llegada de las vacunas y con la mejora de la situación sanitaria se irán recuperando los eventos poco a poco. De hecho se celebró HIP, finales de Mayo Fitur en Madrid y en Junio el referente mundial el MWC en Barcelona, una señal de que poco a poco los eventos presenciales están volviendo.  En nuestra opinión, en el último trimestre del año, que previsiblemente tendremos una alta tasa de vacunación a partir de septiembre, será buena época para una recuperación del sector. Este 2021, es el año en el que se restablecerán la salud y de la economía en el mundo, y con ellas volverán los eventos,

¿La nueva normalidad o la nueva realidad como la ven para los próximos años?

Consideremos que esta pandemia ha traído consigo un cambio de era, una nueva época donde la digitalización es la tendencia protagonista, esta nueva tipología que perdurará en el tiempo como los eventos  híbridos y telemáticos con las adaptaciones que ha supuesto en el mundo del catering sirviendo formatos individualizados ya sea de forma presencial o kits creativos y personalizados para aumentar la experiencia en las reuniones telemáticas.

¿Existe una normativa clara y específica para catering en el sector MICE? ¿Cómo ha sido?

Como tal no hay una normativa específica. Depende de las normativas de cada comunidad autónoma. Pero al estar dentro de la Asociación Empresarial de Catering, como asociación sí preparamos unas medidas para la realización de catering seguros que son las que hemos implementado.

¿Cómo generar confianza y seguridad en el cliente en estos tiempos Covid con un servicio tan imprescindible y al mismo tiempo tan exigente? 

La confianza la generamos en la medida que hemos sido capaces de hacer caterings en las que no ha habido incidencias de contagios. Los protocolos en el catering son estrictos y estrictos somos en su cumplimiento.  La mayoría de nosotros somos capaces de ir a comer a un restaurante y en un evento donde también estás sentado, por qué no? Es nuestro papel generar la confianza necesaria y para esto tenemos que ser escrupulosos en todas las fases del proceso del catering. Asimismo, las empresas que contratan caterings han de asegurarse de que el servicio que están contratando es suministrado por una empresa que ofrece todas las garantías sanitarias, y de implementación que exige la ley. Todo no vale, pero es el cliente en este caso el que debe de exigir esas garantías de calidad y seguridad en el servicio.

 ¿Cómo es un catering en tiempos COVID? 

En tiempos de COVID un catering ofrece un servicio más personalizado, más exclusivo, primero porque el número de invitados es menor. También hay que decir que todos los buffets son asistidos por personal por lo que permite al camarero dar un servicio personalizado a cada cliente.

¿Cómo se ha adaptado y sigue adaptando Sharma con esta nueva realidad? 

Nos adaptamos desde el principio creando nuevas tipologías de servicio, en formato individualizado y con refuerzos de personal tanto en cocina como en sala. El tema de la sostenibilidad ya lo teníamos implementado en los servicios habituales y sólo faltaba aplicarlo al individualizado.  Seguimos reinventando cada día en aras de dar un servicio ad hoc a nuestros clientes.

¿El sector MICE está en un escenario donde los eventos virtuales/ online está marcando el futuro cercano, Sharma como se ha reinventado en su servicios y maneras de ofrecer el catering?

Creamos Sharma InBox, servicio de cajas individualizadas donde incluimos desayunos, brunch, o productos gourmet y los enviamos  a cualquier punto de España. Podemos personalizar las cajas con logos del cliente e incluir todo aquello que el cliente quiera: merchandising, tarjetones de invitación…De tal forma que la percepción del receptor de la caja sea una completa gastroexperiencia que ofrezca valor a su evento híbrido o telemático.

¿Consideran que los eventos presenciales tardarán un largo tiempo para estar a buen ritmo y este espacio lo seguirán ocupando los virtuales? ¿Porque?

En nuestra opinión, los grandes eventos presenciales tardarán en llegar pero lo bueno es que ya empiezan a convivir ambos tipos de eventos los presenciales en formato reducido con los híbridos. Es innegable que los eventos híbridos son una buena alternativa al presencial total pero poco a poco irá ganando terreno el presencial, no hay sustituto del vivo y el directo. Si quedará el telemático como un incremento al directo, eventos en los que habrá personas en directo, y otras conectadas y también como una nueva tipología de evento, pero el Vivo y el Directo jamás será reemplazado por ninguna otra técnica, somos humanos y tenemos que celebrarnos, tenemos piel y los eventos son generadores de sentimientos, por eso es la mejor herramienta del marketing, por ser un generador único de sentimientos.

¿Dicen que detrás de cada crisis hay una gran oportunidad, Sharma Catering cree que esta pandemia en medio de lo malo, la incertidumbre, ha traído cosas positivas, cuáles? 

Está claro que dentro de todo lo malo que nos ha traído, porque no hay nada peor que las pérdidas humanas,  ha dejado aflorar cosas positivas. Una de ellas y muy importante es la capacidad de resiliencia del equipo ante estas circunstancias tan adversas. Asimismo, el vínculo empresa trabajador se ha visto reforzado el orgullo de pertenencia. Otro aspecto positivo a destacar sería que estamos en la era de las colaboraciones, nos hemos dado cuenta de nuestras debilidades y fortalezas y somos conscientes que las colaboraciones y la intercooperación  será lo que nos ayude en un futuro inmediato. Pertenecemos a la Corporación Mondragón y este principio de intercooperación siempre ha sido uno de los pilares del mejor grupo empresarial del mundo en la economía social.

Fuente: https://www.capicua101.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *